1200x100px
1200x100px
previous arrow
next arrow

“Funcionarios ricos y el pueblo pobre, es la política aplicada en Santa Cruz hace décadas”.

Loading

Un ex aliado se levantó contra Alicia Kirchner y amenaza con desbancarla.

Claudio Vidal, diputado nacional y sindicalista petrolero, activó una protesta contra la gobernadora y denunció una suba en los índices de pobreza.

“funcionarios ricos y el pueblo pobre, es la política aplicada en Santa Cruz hace décadas”.

RÍO GALLEGOS.- El actual diputado nacional y sindicalista petrolero Claudio Vidal, del partido peronista Somos Energía para Renovar Santa Cruz (SER), realizó una fuerte advertencia a la gobernadora Alicia Kirchner por el “aumento de la pobreza y el marcado deterioro social” y anticipó la pelea por el control de la provincia donde anida el poder de los Kirchner.

El reclamo de Vidal, un ex aliado de los Kirchner (?), fue a través de un petitorio que entregó ayer en la gobernación, precedido de un ruidoso acto con sus militantes y una advertencia: “Hasta acá llegué siendo paciente”.

Uno de cada tres santacruceños es pobre y estamos apenas a 0,4% de representar el peor porcentaje de pobreza de toda la Patagonia”, afirma el documento de cinco páginas, en el que Vidal argumenta sus afirmaciones a partir de los datos del informe del Instituto Nacional de Estadísticas y Censo INDEC presentado la semana pasada. Colgado del cuello, Vidal y sus referentes portaban un letrero que resumía el pedido: “Agua, Pan y Trabajo”.

“En el segundo semestre del 2020, el 33,2% de personas que vivían en Río Gallegos se encontraban por debajo de la línea de pobreza.

Ese número creció en el primer semestre del 2021 a 34,7% y en el segundo semestre 2021 llegó a 35,1%. 

Si bien observamos que el aumento es lento, este no deja de ser sostenido y preocupante”, sostiene el dirigente petrolero que, sin mencionarlo, con el gesto de ayer inauguró la carrera a la gobernación para 2023.

Vidal llegó ayer hasta la gobernación santacruceña acompañado de los diputados provinciales de su partido y militantes, en el acto más confrontativo que tuvo con el kirchnerismo desde que en julio pasado abandonó el Frente de Todos para postularse con su partido provincial a una banca en la Cámara Baja, la cual ganó con el 28,26% de los votos. 

En julio quedó segundo detrás de Cambiemos y le ganó por un punto al candidato del Frente de Todos. Es una amenaza latente para el kirchnerismo.

Hasta hoy, Vidal no era un acérrimo opositor al Frente de Todos. Nació en la política de la mano del kirchnerismo y en 2019 fundó el partido SER desde el corazón del sindicato petrolero, que dirige desde 2013 hasta la fecha. 

En 2019, fue candidato a gobernador dentro del Frente de Todos y aportó su caudal de votos para darle la reelección a Alicia Kirchner

Sin embargo la ruptura que empezó a tejerse el año pasado quedó ayer confirmada por el tono del sindicalista, quien advirtió que la movilización contra el gobierno podría tener carácter provincial.

“En Santa Cruz tenemos que tener una política de trabajo, hay gente que no tiene para comer y la gobernadora lo desconoce. 

Los funcionarios salieron a decir que generábamos desesperanza y hacemos un relato de lo que pasa. 

Es la provincia con más ingresos, pero ¿dónde está toda la plata? Nos tenemos que comenzar a preguntar qué hacen con la plata que llega a Santa Cruz”, afirmó Vidal en la puerta de la gobernación.

Vidal aseguró que la provincia pasa por una situación crítica y consideró que era resultado de “la soberbia, la hipocresía, la mentira absoluta, tiene que ver con el poco amor de los funcionarios que están adentro de la casa de gobierno” y afirmó: “Funcionarios ricos y el pueblo pobre. Esa es la política aplicada en Santa Cruz hace décadas”.

El sindicalista cuestionó que la gobernadora y sus funcionarios no conocen la realidad de la provincia. 

“Los invito a conocer lo que es la pobreza en Santa Cruz, los invito a dejar ese lugar confortable, dentro de sus hogares, de la Casa de Gobierno”, desafió.

Los militantes de SER Santa Cruz que viajaron desde el interior provincial fueron demorados en su traslado hacia Río Gallegos por la policía provincial y la Gendarmería Nacional, según aseguró el propio Vidal. “Justamente hoy hacen controles, estoy de acuerdo con los controles. 

Pero que el gobierno se dé por enterado que hay trabajadores que no vienen a expresarse de forma correcta, sino libre y pacíficamente, no traemos armas, no traemos drogas”, dijo. Y agregó: “Apliquen esos controles en los accesos a las provincias que ellos saben que entra la droga por ese lugar. Basta de hipocresía Alicia Kirchner”.

En la alocución que hizo desde la caja de una camioneta improvisada como escenario, el diputado nacional cuestionó el estado de las escuelas y la educación, la falta de obras para garantizar el agua potable en el norte provincial y cuestionó la política de Kirchner en su relación con las empresas petroleras. 

“Podrían generarse 2500 puestos de trabajo si la gobernadora tomará la decisión de sacarle las concesiones a las operadoras que no invierten”, afirmó.

Ante los militantes, Vidal aseguró: “Me cansé de los aprietes, me cansé de las amenazas, no les tenemos miedo porque no estamos haciendo nada malo”. 

Sugirió que las amenazas las recibió de parte del gobierno por sus posturas en el Congreso como representante de Santa Cruz.

Al salir de la gobernación, donde dejó su rosario de reclamos, el funcionario ironizó: “Parece que la gobernadora sigue de vacaciones”. Dijo que fue recibido por la ministra Secretaria General de la gobernación, Claudia Martínez. “Si no tenemos respuesta a lo planteado en el petitorio, tendremos que tomar otra decisión y convocar a una asamblea en toda la provincia”, desafió.

Mariela Arias para La Nacion

Compartir esto:
Scroll al inicio