La bronca de Cristina Kirchner y cómo debilitar a Alberto Fernández.

La bronca de Cristina Kirchner y cómo debilitar a Alberto Fernández.

 49 total,  1 hoy

Es un hecho inédito que una vicepresidenta no le contesté los llamados al Presidente. Pero más aún, que se informe de ello en una conferencia de prensa.

En la historia reciente de las relaciones entre presidentes y vicepresidentes hubo disputas, diferencias, contrapuntos, que terminaron en episodios en los que el mandatario dejaba de atender el teléfono a su segundo en el cargo, temporariamente. 

Ocurrió de Néstor Kirchner hacia Daniel Scioli y de Cristina Kirchner hacia Julio Cobos.

Elecciones PRO Santa Cruz
1
2
previous arrow
next arrow
Shadow

Pero debe ser la primera vez en mucho tiempo en que es la vicepresidenta la que no contesta los llamados del presidente, en este caso, Alberto Fernández.

“El Presidente se comunicó sin tener respuesta con la vicepresidenta y presidenta del Senado”, dijo la vocera presidencial, Gabriela Cerruti, dando una información que debilita más a Alberto Fernández, magnificando la figura de Cristina. 

Pero que ordenó divulgar el propio mandatario, lo cual da cuenta de que quería blanquear la pelea.

No es algo nuevo en las crónicas periodísticas, de hecho Pablo de León en Clarín había relatado un cruce de Alberto con el camporista Andrés “Cuervo” Larroque en el que el Presidente le admitía que “Cristina no me atiende”. Lo nuevo es que esos desplantes sean confirmados en conferencia de prensa.

Para colmo, la vocera corrigió al pasar al Presidente, que días atrás había sentenciado en un acto en Malvinas Argentinas: “Prometo que el día viernes va a empezar otra guerra, la guerra contra la inflación”. “No se lanza nada”, señaló este jueves Cerruti. Aquél acto en el conurbano ofuscó al Instituto Patria.

Cristina acumula mucha bronca contra Alberto por su actitud frente a los hechos ocurridos durante la violenta jornada del jueves 10 de marzo frente al Congreso. Cuando se refiere a él, suele proferir todo tipo de insultos.

Al denunciar un ataque adrede contra su persona y contra la figura de un vicepresidente -cualquiera de las dos posibilidades es repudiable- ella no concibe que el mandatario no se haya solidarizado inmediatamente. 

Es lo que le enrostró Larroque a Alberto cuando le retrucó que “a la única persona que atacan es a Cristina”.

Más aún, en su entorno apuntan que Alberto ni siquiera aludió al tema aquél martes en el acto de Malvinas Argentinas en el que anunció la guerra contra la inflación.

La comunicación política del Gobierno sigue siendo errática. 

Que la portavoz presidencial diga que no hace comentarios sobre “las relaciones personales” pero que la relación “política” es armoniosa, atenta contra la inteligencia colectiva.

Si algo genera incertidumbre y borra cualquier expectativa en los ciudadanos, las pymes, los empresarios, los inversores, la comunidad internacional, es un gobierno bicéfalo o en el que buena parte del poder descansa en la vicepresidenta. 

De hecho Cristina, con la colaboración de Máximo Kirchner, pudo hacer caer al país en default si no fuera por el voto de la oposición.

Walter Schmidt para Clarín

Compartir esto: