Jorge Neme: “En el mundo domina la economía capitalista y tenemos que manejarnos en ese mundo”

Jorge Neme: “En el mundo domina la economía capitalista y tenemos que manejarnos en ese mundo”

 19 total,  1 hoy

El segundo de Manzur hizo una defensa de los capitales que vienen a invertir. Y defendió las importaciones de bienes de capital.

El ministro del Interior, Wado de Pedro, cerró el jueves la gira que encabezó a Israel, junto con dos ministros y siete gobernadores. Y el vicejefe de Gabinete Jorge Neme, que también formó parte de la comitiva, hizo un balance del viaje y dejó algunas definiciones sobre la marcha de la economía y el mundo en el que el país debe insertarse.

Para el funcionario, es necesario una apertura al mundo, pero no de manera indiscriminada, sino con un Estado que regule, con límites y condiciones, y cuyas políticas ayuden a que los flujos de capitales vayan hacia la producción y la incorporación de tecnología y no hacia la especulación financiera. Algo, sostiene, que no lograron “ni Martínez de Hoz, ni Cavallo, ni Macri”.

Elecciones PRO Santa Cruz
1
2
previous arrow
next arrow
Shadow

“El capitalismo tiene un conjunto de facetas. En Argentina hay una vinculada a la especulación financiera, a la fuga de divisas y a la cultura de la renta. Pero también hay un conjunto de empresas y ciudadanos que apuestan a la inversión, a la producción, a la reproducción del capital, a la generación de empleo, a la innovación tecnológica y a la proyección de sus bienes y servicios a los mercados del mundo”, explicó en un reportaje con la radio La Patriada.

Para Neme, el Gobierno tiene que “saber discriminar entre quienes están apostando a un modelo de país que se proyecta al mundo desde sus capacidades productivas y a quienes de forma parasitaria especulan con la concentración de la renta en pocas manos”.

En este sentido, aclaró que cuando habla de una mayor flexibilidad y apertura hacia el mundo no se refiere a “una apertura indiscriminada, sino a una regulada en función de proyectos e inversiones que tengan que ver con el desarrollo productivo de la Argentina”.

“Vivimos en un mundo donde domina la economía capitalista, nos guste o no nos guste, y ese modo de producción es el que gobierna. Nosotros no podemos imponer al mundo unas condiciones diferentes. Tenemos que manejarnos en el mundo que está y convivir con esto que llamamos proceso de globalización”, admite, aunque agrega que “no todo capitalismo es lo mismo”.

Para el segundo de Juan Manzur, lo inteligente hoy es saber eso y plantear las estrategias en ese contexto para potenciar las capacidades del país.

Neme cree que si el país genera dólares la macroeconomía tendrá un marco más consistente, “necesario en la economía capitalista”.

Explicó que el año pasado se exportaron casi US$ 80 mil millones, pero que en 2011 se habían enviado al exterior US$ 84 mil millones. Para este año, calcula que se llegará a US$ 90 mil millones. “Tenemos que hacer una fuerte apuesta en los próximos años a alcanzar los US$ 120 mil millones”.

“Eso -añade- nos daría un horizonte importante de inversión y establecería equilibrios macroeconómicos tranquilizantes para que el mundo de los negocios y la inversión se pueda desempeñar con todo su potencial”.

Según Neme, Argentina tiene muchas capacidades dormidas en las economías regionales, en la economía del conocimiento, en innovación, ciencia y tecnología. Y se necesita importar bienes de capital para incorporar tecnología. Esa importación es prioritaria, pero otras, como los bienes de consumo destinados a sectores minoritarios se pueden “postergar o encarecer”.

“Seguramente ese porcentaje (de gente) pueda adquirir (productos) en sus viajes al exterior o en algún viaje de turismo. Nosotros sí necesitamos insumos, bienes intermedios y bienes de capital. Esa es la clave de lo que tiene que ser el 98 % del conjunto de la canasta de importaciones de la Argentina”.

El funcionario hizo un guiño hacia las automotrices, cuya producción está complicada por los problemas de importación de autopartes.

“Es una cadena compleja y muy organizada globalmente por empresas multinacionales y Argentina es una escala importante. Hay que darle toda la importancia que tiene. Es clave que las autopartistas dispongan de los dólares para poder alimentar la cadena de producción de la industria automotriz”.

Neme dijo que en este sector se ponen en juego miles de puestos de trabajo y adelantó que “el Banco Central está analizando las medidas necesarias para que la industria automotriz tenga su mejor año de la historia”.

NE

Compartir esto: